Etiquetas

, , ,


Ya hay dos países en los que Marcello Lippi puede ‘hacer lo que quiera’. A Italia la ganó en el 2006 con el título de campeona del mundo y a China, a la que ha conquistado en sólo 26 partidos. Los que le han bastado para proclamarse campeón de la Superliga del país amarillo. Sólo ha perdido cuatro, y uno fue en la Copa. A las cinco ligas italianas, una Champios, una Supercopa de Europa, una Intercontinental, cuatro Supercopas italianas y una Copa, ahora hay que sumar un campeonato chino con el Guangzhou Evergrande.

Todavía tiene contrato para los próximos dos años pero en los primeros seis meses ya ha levantado el primer título. Allí no tiene a jugadores como Zidane, Montero, Del Piero, Deschamps o Conte pero el nuevo Huangdi (emperador) se las ha apañado para ganar su primera Liga fuera de Italia. La aventura china de Lippi no ha podido comenzar mejor.