Etiquetas

,


La primera vez puedes pensar que eso le pasa por ponerse delante… pero a la segunda se le ven las intenciones a la jugadora del Amherst College. No vale buscar excusas, que si se disculpó la primera vez que sacó de banda, que si quería que el balón le rebotase para quedárselo… Emily Little golpeó deliberadamente la cara de Maddie Tight, jugadora del Colby. Y es que en el fútbol femenino también hay piques igual que en el masculino, e incluso, algunas veces son peores.