Etiquetas

, ,


No tiene puesta una camiseta de baloncesto. No se le ve en el escenario presentando un nuevo disco de rap. No lleva el uniforme de policia. No está en un ring de lucha libre. Ni aparece en un película. Shaquille O’Neal, a sus 40 años, tiene un nuevo trabajo: dependiente de una tienda de joyas. Ya puede añadir una línea más en su extenso curriculum. Engalanado con su mejor traje, poniendo su mejor sonrisa y mostrando su lado más amable, el ex pívot de la NBA se puso detrás del mostrador para promocionar la nueva línea de joyas para la que es imagen,Zales. A Shaquille O’Neal le gusta participar en todo este tipo de actos publicitarios y los demás lo agradecemos por ver la cara de los clientes y porque quién sabe dónde nos podemos encontrar a este gigante cualquier día, ¿Qué será lo próximo?