Etiquetas

,


Si este gol lo hubiera metido Messi o Cristiano en un partido, en un entrenamiento o en la puerta de su casa, el vídeo estaría dando la vuelta al mundo. Pero como el golazo lo ha metido Maxim Ivaschuk, jugador del Zarya Krasnoznamensk (¿¿??) no pasará a la historia como uno de los mejores tantos. El ruso anotó de escorpión un centro desde la derecha ante el equipo juvenil de su club. No lo volverá a repetir en su vida pero gracias a Youtube podrá verlo en el salón de su casa tantas veces quiera. Si lo intentas un millón de veces, seguramente no te salga ninguna…