Etiquetas


Las carreras en la Nascar son peligrosas dentro y fuera del circuito. En la AdvoCare 500 en el circuito Internacional de Phoenix se produjo un hecho que se ve pocas veces en el mundo del motor. Jeff Gordon chocó a propósito con Clint Bowyer en la penúltima vuelta, llevándose también a Joey Lagano. La carrera tuvo que suspenderse con los dos coches en el garaje. La bronca pasó del asfalto a los boxes.

La pelea empezó sin uno de los implicados. Gordon y un mecánico de Bowyer comenzaron a intercambiarse golpes ante la incredulidad de los presentes. A Bowyer le informaron por radio de lo que había sucedido y tras detener su coche, corrió hacia el camión del equipo de Gordon para ‘hablar’ con el piloto. La seguridad no permitió que llegara a más la cosa pero el próximo domingo habrá ‘segundo round’ en la última prueba de la temporada en Miami. El ganador de la prueba fue Kevin Harvick.