Etiquetas

, , , ,


La motivación en el deporte es pieza clave en el funcionamiento de un equipo o en el propio éxito individual. Aquí hay algunos de los mejores discursos previos o charlas durante el encuentro: Muhammad Ali, Michael Irwin, John Sitton, Paul O’Connell, Ian McGeechan, Luis Aragonés, Cafú, Herb Brooks y Neil Warnock o Al Pacino en el cine. La confianza, la concentración y el estado de ánimo muchas veces depende de los entrenadores. ¿Cuál es el mejor discurso de la historia del deporte? Vota al final del artículo o añade otro mejor.

Al Pacino (película: Un domingo cualquiera). Probablemente el mejor discurso que se haya dado a un grupo de profesionales antes de un partido. El guión de Hollywood lo hizo posible gracias a Al Pacino y a la gran película ‘Un domingo cualquiera’.

Muhammad Ali. Poco que decir del mejor deportista de todos los tiempos. Sus palabras antes de los combates le hacían ganar los primeros asaltos. Sus palabras más famosas se produjeron antes de las peleas ante Sony Linston y George Foreman. Simplemente genial.

John Sitton. El entrenador inglés del Leyton Orient increpó a sus jugadores de esta forma al entrar al vestuario en el descanso del partido que perdían por 3-0.

Luis Aragonés. España sólo tenía una Eurocopa, la de 1964. En 2008, el técnico cambió la mentalidad de los jugadores y España consiguió superar la barrera de los cuartos de final tras vencer a Italia en los penaltis. No fue la charla de un día, fue un trabajo que se inició desde el primer día de concentración. Pone los pelos de punta escuchar a Luis Aragonés como hablaba a un equipo que en aquel momento no había ganado nada. España ganó la Eurocopa de 2008, el Mundial de 2010 y volvió a repetir en el torneo Europeo en 2012. Todo salió de aquí, de la boca de Luis Aragonés.

Paul O’Connell. Torneo Seis Naciones: Irlanda-Francia, 11 de febrero de 2007. El capitán irlandés cogió las riendas en el vestuario y arengó a sus compañeros para jugar contra los franceses.

Ian McGechan. Johannesburgo, partido de rugby entre Gran Bretaña y Sudáfrica. El entrenador es Ian McGeechan y da la charla previa al partido a sus jugadores. Tal vez, sea el discurso de motivación más emotivo de todos. Al final, el técnico se derrumba tras la charla y no puede ocultar las lágrimas antes de salir de la sala. Sus lloros estremecen y hacen ver el sentimiento con el que habló ese día.

Cafú. El lateral de la selección brasileña de fútbol dio esta charla a sus compañeros antes de jugar contra Argentina en la final de la Copa Confederaciones de 2007. La rivalidad entre los dos países siempre ha sido máxima. Respeto y confianza es lo que transmite Cafú. Brasil se llevó el título tras ganar a la albiceleste por 4-1.

Herb Brooks. Entrenador de la selección de hockey sobre hielo de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1980. Su equipo, formado por universitarios, consiguió vencer a la entonces Unión Soviética, considerada como la mejor selección del momento por 4-3. La tensión marcada por la Guerra Fría entre los dos países dio al partido un tinte histórico que Kurt Russell inmortalizó en la película ‘Milagro sobre hielo’.La Federación de hockey sobre hielo lo considera como el mejor partido de hockey del siglo XX.

Este es el discurso que se reproduce en la película: “Los grandes momentos están hechos para las grandes oportunidades. Y esto es lo que tenéis vosotros aquí esta noche, chicos. Esto es lo que os habéis ganado. Un partido. Si jugáramos contra ellos 10 veces podríamos perder nueve. Pero no este partido. No esta noche. Hoy, patinamos con ellos. Hoy, estamos con ellos. ¡Y los vamos a cerrar porque nosotros podemos! Esta noche, nosotros somos el mejor equipo de hockey del mundo, nacistéis para ser jugadores. Cada uno de vosotros. Es vuestro momento. Su hora ha llegado. Se acabo.  Me duele la cabeza de oir lo bueno que son los rusos. Ahora… salgan ahí fuera y ganen”.

Neil Warnock. Entrenador de fútbol, actualmente en el Leeds United. Era la temporada 94/95, y en aquel momento entrenaba al Huddersfield Town, que se jugaba la promoción para subir de categoría. La charla se produjo al descanso y demuestra como puede llegar a ser un vestuario de fútbol en los instantes de más tensión.