Etiquetas

, ,


Además de ser el mejor jugador de tenis del momento… Novak Djokovic se permite el lujo de ser delantero centro en su tiempo libre. El serbio viajó hasta Brasil para abrir una nueva escuela de tenis junto a Gustavo Kuerten y tuvo un momento para jugar un partido de fútbol. A Nole no se le ve nada torpe con el balón en los pies y al final del partido bromeó con los periodistas: “Si me llaman, lo pensaré”. Para su primer partido en Brasil, el número uno del mundo de la raqueta marcó un gol y dio una asistencia. Djokovic vuelve a demostrar que es un grande dentro y fuera de las pistas.