Etiquetas

, , , , ,


Hoy en día ya es muy normal que los jugadores dediquen el gol a sus hijos/as. Un movimiento de manos haciendo un balanceo y todo el mundo sabe que el tanto está personalizado para el retoño que tiene  en casa. También puede meterse el pulgar en la boca. Ya hay muchas vertientes de la celebración. Pero el primero que lo hizo en un estadio de fútbol a nivel Mundial fue Bebeto en el Mundial de Estados Unidos ’94.

Eran los cuartos de final del torneo más importante del mundo del fútbol. Un error defensivo dejó a Bebeto solo ante el portero y el brasileño resolvió con un regate y un disparo a placer. El delantero corrió hacia la esquina del córner y dedicó el tanto a su hijo, recien nacido. Mazinho y Romario se unieron a la celebración y el mundo entero ya sabía que Bebeto había sido ‘Papa’.

Ahora ese bebe en el Mundial de Estados Unidos ya es mayor de edad. Matheus ya tiene las llaves de su primer coche y Volkswagen lo ha aprovechado para hacer un anuncio. Original y que nos hace ver a los que recordamos aquel día como no muy lejano en nuestras vidas… Que el tiempo pasa muy deprisa…