Etiquetas

,


… ¡Y los niños rusos mucho menos! En partido entre críos de 10 años en Moscú se desató una batalla durante un partido de hockey, daba igual la bola, marcar un gol, o dar un buen pase. Dar un mamporro, sacudir con el puño cerrado fue cuestión de estado durante el encuentro para dejar una imagen pésima para el deporte. Lo que hacen los mayores en la NHL crea escuela y aunque las peleas de los profesionales no duran más de unos pocos minutos… una vez más, los alumnos han superado a los maestros.