Etiquetas

,


No hay peor manera de empezar un partido que encajando un gol. Los primeros minutos de los encuentros suelen ser de tanteo…. para casi todos. Balón arriba y a ver qué pasa o probar suerte disparando a ver si el portero sigue saludando a su novia que está sentada entre el público. Aquí tenemos los goles más rápidos de la historia, seguro que hay muchos más, pero marcar más deprisa que los tres primeros parece imposible…