Etiquetas

, , ,



Los renos de Papa Noel no han aguantado otro año más recorriendo las casas de madrugada para repartir los regalos y a Papa Noel no se le ha ocurrido mejor forma de solucionarlo que pidiendo ayuda a Zlatan Ibrahimovic. Los niños no se pueden quedar sin regalos y el sueco ha viajado hasta Rovaniem, Finlandia, para repartir los juguetes como si fueran balones de fútbol que entran por las chimeneas de las casas. Este año, gracias a Ibrahimovic, habrá regalos de Navidad… Ya era hora de que los renos pudieran descansar un año…