Etiquetas

, , ,


Ganar el Tour de Francia, ser elegido personalidad del año en el deporte por la BBC… Bradley Wiggins no encontró mejor forma de celebrarlo que coger una guitarra y subirse al escenario con Oasis para tocar ‘Wonderwall’. Al británico se le da bien montar en bici pero también jugar con las cuerdas de la guitarra. Oasis es una de sus bandas preferidas y no le costó mucho meterse en el papel, como él mismo reconoció: “No hace falta entrenar, la música es una constante en mi vida”. Y vaya si lo es porque no lo hizo nada mal…