Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,


Durante 90 minutos da igual lo que pase en el mundo. El reloj se ha parado para ver un partido de fútbol. No importa nada. Se puede caer el techo, un terremoto o un golpe de Estado. A un aficionado como los que se ven a continuación no los levanta nadie de su asiento hasta que el árbitro haya pitado el final. Y además, cuando lo haya hecho habrá que ver el humor que tiene… Si se desata la locura, hay veces que el fútbol está por encima de todas las cosas.

Lazio Vs Roma. Dos equipos en una misma ciudad. Uno de derechas y racistas y los otros de izquierdas. Odio hasta morir. La rivalidad traspasa el campo de fútbol y todas las temporadas el partido es declarado de alto riesgo. Siempre hay incidentes dentro y fuera del estadio y es que las rencillas nunca se acaban… ni se acabarán.

Olimpiacos Vs Panathinaikos. Bengalas, gritos, el infierno griego. Todos los equipos en Europa miraban el sorteo de Champions para saber si este año les tocaba jugar bajo la presión griega. Ahora ya es mucho más light, sobre todo porque los estadios olímpicos ayudaron a separar a la gente del terreno de juego y el ambiente es más llevadero aunque no deje de ser una olla a presión. Los Panathinaikos-Olimpiacos, son más que un partido en Atenas.

Real Madrid Vs Barcelona. El clásico de España. No hay partido más importante. La derrota duele como contra ningún otro y siempre se piensa en el siguiente partido para la revancha. No suelen tener muchos altercados pero más de una vez la situación se ha ido de las manos por lo caliente que estaba el ambiente. La capital de España, Madrid, contra un equipo que defiende los valores catalanes por encima de los españoles. En Copa, en Liga, en Champions o en un torneo de verano, contra el eterno rival no se pierde ni a las chapas.

Boca Vs River. Los ricos contra los pobres. River es el rico y Boca, el pobre. Es más que curioso ver como hay un odio tan profundo entre las dos aficiones y después se unen para animar a la selección. Si se presencia un partido así en La Bombonera no se olvida en la vida. No hay otro ambiente igual.

Galatasaray Vs Fenerbahçe. El derbi de Estambul presenta la rivalidad más antigua de Turquía. La división de la ciudad en dos también se asocia a esta disputa. El Galatasaray es el equipo de la zona de Galata y el Fenerbahçe de la asiática. En cada encuentro de estos dos equipos lo que se percibe es el miedo. Los jugadores intentar abstraerse del ambiente pero resulta imposible. La afición turca es de las más peligrosas.

Hajduk Split Vs Dínamo de Zagreb. La afición croata lleva el partido a los aledaños del estadio. Por la seguridad de los estadios al no ser una liga de primer nivel, puede ser el encuentro más peligroso de todos. El fútbol es una forma de evasión y lo pagan con la afición rival.

Celtic Vs Rangers. El clásico del fútbol escocés. Rangers y Celtic se suelen jugar la Liga en los enfrentamientos directos porque ningún otro equipo les puede plantar cara. Todo empezó como una conflicto religioso entre el Rangers, protestantes, y el Celtic, católicos irlandeses pero hoy en día aunque ya no hay problema religioso, la rivalidad sigue siendo la misma.

Corinthians Vs Palmeiras. El partido más grande de Sao Paulo y de Brasil. La rivalidad es en el torneo local y en el nacional, muchos encuentros por curso y casi todos acaban como una batalla campal fuera del terreno de juego. Desgraciadamente, es habitual que haya heridos o muertos durante el día del partido.